¡Basta ya de mentiras!

Harta estoy de publicidad engañosa y de que nos tomen por tont@s, así que procedo a aportar mi granito de arena para que cuando leáis que un producto "es natural", lo primero que hagáis sea, por lo menos, cuestionarlo hasta que veáis su INCI (sí, sí... de esas marcas conocidas que se publicitan como naturales pero que es una mentira podrida).







Tod@s los que me seguís porque estáis en la misma onda que la mía en esto de elegir buenos productos, es posible que no saquéis nada nuevo o interesante de esta entrada, pero seguro que hay gente que ha empezado con el cambio hace poco, o que se ha planteado empezar, y creo que podría ser muy útil ;)

Además, os confieso que, como persona que después de 3 años ha cambiado todo tipo de productos que usa por versiones naturales, nada nocivas y libres de crueldad animal, he sido la primera que durante el inicio del cambio, totalmente perdida entre tantas marcas y tanto ingrediente, he consumido alguna vez algo de las siguientes marcas que os quiero comentar. Pero después de todo este tiempo, investigar y consultar acerca de ingredientes, cómo se obtienen, qué impacto tienen en nuestra salud y la del medio ambiente, etc., me duele y me pitan los oídos cada vez que leo o veo un anuncio o tienda vendiendo mentiras.



 
GREENWASHING

Vamos a lo que vamos... Estoy segura de que no será la primera vez que oís el término "greenwashing", pero por si acaso te acabas de iniciar hace poco en esto de "lo natural", lee con atención este post e investiga sobre el término, ya que el conocimiento es la mejor herramienta para elegir bien.

Este término se refiere al marketing verde que se realiza de manera engañosa para promover la percepción de que los productos, objetivos o políticas de una organización son respetuosos con el medio ambiente con el fin de aumentar sus beneficios
Sería genial que existiera de verdad este logo de "producto verde oficialmente falso", ¿verdad?

Un signo claro de que una empresa está realizando un lavado de cara verde es, por ejemplo, invertir más dinero en publicitar ser verde que en prácticas realmente ecológicas. 

Los esfuerzos por "ecoblanquear" varían desde cambiar el nombre o etiqueta de un producto para evocar el medio natural sin que haya variado su impacto ambiental o sobre la salud, hasta campañas publicitarias multimillonarias que retratan a empresas altamente contaminantes como respetuosas con la naturaleza.

Vamos, el dar gato por liebre de toda la vida, o sintetizando más aún, MENTIR. Y lo que es peor, tomarnos por tont@s.

Lamentablemente, el greenwashing no es una práctica nueva, pero su uso sí ha aumentado en los últimos años para satisfacer la demanda de los consumidores que buscan productos y servicios respetuosos con el medio ambiente, agravándose el problema debido a la laxitud de las agencias regulatorias.

Ahora que sabemos qué significa este término, vamos a lo interesante, pongámosle cara y citemos marcas que tod@s conocemos (siendo éste un blog de maquillaje y cosmética, me voy a centrar en marcas del sector).


 

Conocidísima donde las haya. Y de natural tiene bien poco. Algún buen ingrediente se cuela por ahí, pero conviven rodeados por otros no tanto en unos INCI mediocres (siliconas, tetrasodium EDTA, fenoxietanol, SLS...). Además, con lo que nos fijamos hoy en día en la "letra pequeña", llama la atención que en su propia web no se detalle la lista de ingredientes de cada producto. Punto negativo.

Sí es verdad que esta marca tiene una línea que se salva (llamada "culture bio", con certificado ECOCERT), pero para mí no es sino un claro ejemplo de lavado de cara. Cuando una marca es de verdad natural y eco, lo es al 100%, es un sinsentido que sólo algunos de sus productos lo sean.




 



¿Pero cómo no va a ser natural? Si lo proclama a los cuatro vientos... Pues nanai de la China.

Ésta, junto con la anterior, son, quizás, las dos marcas que nos vinieron a la cabeza cuando comenzamos a usar productos menos nocivos, ¿verdad?

De esta casa probé un corrector en barra con árbol de té, hace ya 2 años, y no me gustó nada por lo seco que era. Cuando os lo enseñé en esta entrada os decía que su INCI "es bastante natural", y la verdad que no está nada mal (a excepción de un PEG que aparece por ahí), pero pasa igual que con Yves Rocher, sí tiene algunos buenos ingredientes, pero el resto de sus INCI tienen fallos... 

Por un lado me gusta lo que supuestamente garantiza: al menos el 75% de sus productos contiene ingredientes de Comercio Justo, ofreciendo a sus proveedores de todo el mundo unos ingresos fiables, y aportando beneficios sociales a sus comunidades, como atención médica, educación y saneamiento. Y también es verdad que no testa en animales (¿¿pero cuándo vamos a poder dejar de decir esto de una marca??).

Pero por otro lado, esta casa pertenece a la todopoderosa y omnipresente L'Oreal (junto con NYX y una larga lista de marcas muy conocidas que no quiero ni citar) y tod@s sabemos que testa claramente en animales, así que por mi parte, no quiero dar ni un euro a The Body Shop para que vaya a parar a L'Oreal.

Hasta donde yo sé, L'Oreal va a vender The Body Shop a la casa brasileña Natura Cosméticos, aunque también se han interesado en comprarla marcas chinas como Club Med o el Grupo Fosun. Cuando oigáis el apellido "chino" en una marca de cosmética o maquillaje, que os chirríen los oídos, por favor, ya que debido a su normativa, es obligatorio testar cualquier producto en animales.








Hace un tiempo os hablé de esta marca precisamente intentado dar un pincelada sobre el greenwashing, aquí, cuando os hablé de un gel limpiador y un tónico para pieles mixtas y grasas que gasté. 

Como ocurre con este fenómeno, otra vez tengo que decir que sí, que esta casa usa productos naturales (incluso en porcentajes muy elevados, que superan el 90%), pero siempre se cuelan ingredientes nada deseables en sus INCI, como numerosos PEG, fenoxietanol (conservante por su poder bactericida, pero se ha demostrado su poder cancerígeno, alergénico e irritante) y otros.








No sin cierta pena os hablo ahora de Tarte. Pena, porque hace un tiempo usé varios productos de esta marca, porque me gustaba su calidad, y porque era de las primeras marcas "naturales" de maquillaje y que no testaban en animales que veía, y varios de sus productos eran veganos.

Pero, de nuevo, entre ingredientes bonitos, aparecen otros más feos, como el talco, derivados sintéticos, químicos que no tienen nada de bueno para el medio ambiente (polietileno...), tetrasodium EDTA, diferentes PEG, y en varios de sus productos el maldito carmín (carmine o CI 75470).

Además, desde hace unos años la marca fue adquirida por el grupo japonés Kosé, que sí experimenta con animales. Es decir, aunque la propia casa Tarte asegura que sigue sin testar, todo aquello que compremos irá a parar al grupo Kosé, fomentando esta práctica tan horrible como innecesaria, así que yo he decidido no volver a comprar nada. Y no sólo eso, Kosé tiene un gran éxito en países como China, donde, como os he comentado antes, por ley es obligatorio que los productos de cosmética y maquillaje estén testados en animales, así que si Tarte desea ampliar negocio a China, tendrá que experimentar.

Si os interesa, os pongo lo enlaces a las entradas sobre los productos que usé de Tarte, (todos ellos me gustaron mucho, pero desde entonces no he vuelto a usar nada de la marca, desde luego):










Que no, que tampoco es natural... Usa mucho ingrediente bueno, y la estética tan marcada y original de sus productos resulta atrayente, pero de nuevo, conviven en un mismo INCI con otros intrusos. En varios de sus productos (como en los champús o bombas de baño, por ejemplo) aparece el Sodium Lauryl Sulfate o SLS por todas partes, con frecuencia incluyen algún parabeno por ahí, y otros ingredientes a evitar (trietanolamina, PVP...).

Me gusta la filosofía que tiene de reciclar sus envases, colaborar con causas comprometidas, etc., pero no me gusta la mezcla de ingredientes buenos y malos. Eso sí, si miramos con lupa, alguno de sus productos son 100% limpios ;)

Aquí en Bilbao hace no mucho tiempo han abierto una tienda en plena Gran Vía, toma ya, qué poderío...

La buena noticia es que Lush (casa inglesa) tiene una "prima hermana" española, Bara Cosmetics (cuyos creadores formulaban para Lush), pero en este caso con mucho mejor INCI, sin esos ingredientes que os comentaba antes. Aquí aprovecho para dar las gracias a Ecolecuá porque fue leyendo alguna entrada suya que yo conocí esta marca ;)







 


Como veis, esta marca española indica claramente que es "cosmética natural", pero de nuevo, a pesar de usar algún ingrediente excelente, siempre cuelan en sus INCI bastantes ingredientes que ya vengo citando en marcas anteriores: los desodorantes contienen clorhidrato de aluminio, en todos los productos aparecen parabenos (por lo menos 2 o 3 seguidos en la lista), cocamide DEA, varios PEG, tetrasodium EDTA, fenoxietanol... 

La parte positiva es que no testa en animales, pero no es suficiente, si te publicitas como natural, no mientas con esos INCI... Es un quiero y ni puedo.









A este paso voy a optar por copiar y pegar párrafos anteriores, porque se repite la misma situación con esta famosa marca no barata precisamente.

Echad un rápido vistazo a cualquiera de sus INCI y veréis muchos parabenos, siliconas, varios PEG, SLS, disodium EDTA, fenoxietanol... 

Es gracioso cómo este tipo de marcas indica claramente en sus envases "libre de alcohol", "libre de jabón", "libre de aceites minerales", "libre de...", pero no es sino un intento de camuflar todo lo que aparece después en los INCI. Que no os engañen.








Algunos de sus productos son 100% naturales, pero en muchos se cuelan siliconas, SLS, fenoxietanol, etc. Hay que mirarlos con lupa.









Venga, que ya os lo sabéis, ¿qué ingredientes voy a citar? Sí, esta marca también incluye siliconas, SLS, fenoxietanol, cocamide DEA, varios PEG, etc.








¿Que sienta el frescor de qué? De la naturaleza dicen... JAJAJA. 

Pertenece a la empresa matriz Procter & Gamble (P&G), junto con Pantene, Gillette, Braun, Oral-B, Duracell... No hace falta que os diga que de empresa natural no tiene nada, ¿verdad? Y testa en animales. 

Con esta gama de champús nos quieren intentar vender que usan ingredientes naturales, toma ya. Y como otras empresas, se valen de una imagen que recuerda a lo natural: envases transparentes, con tapón verde, con imágenes de plantas... 

Mirad cualquiera de sus INCI y veréis SLS, siliconas, disodium EDTA, varios PEG, etc., junto con uno o dos buenos ingredientes perdidos en posiciones medias de la lista. Nada más que decir. 







Y, por último, uno de los ejemplos que más me ha molestado, y una de las razones que me ha llevado a escribir este post, es Garnier. Tod@s sabemos que no es una marca natural (de hecho, sólo hay que ver sus INCI para caerse de espaldas, y sabed que es una de las peores marcas en cuanto a ensayos en animales se refiere), pero recientemente ha sacado una línea de productos de cuidado capilar que se publicita como natural ("original remedies"). Vi un anuncio en la televisión promocionándola, me calenté, y aquí me tenéis escribiendo este post.



"Nueva gama capilar con ingredientes de origen natural" reza el eslogan... En los envases resaltan claramente "formulado sin parabenos", pero en la lista de ingredientes veo en 2º lugar el Sodium Laureth Sulfate (o SLES, que aunque es menos abrasivo que su primo hermano el Sodium Lauryl Sulfate o SLS, puede contener sustancias cancerígenas como el 1,4-dioxano). 

También aparece en el INCI una silicona, y el ingrediente estrella que le da nombre a cada champú (lo hay de aceite de oliva, de miel, aceite de argán, uno de "5 plantas"...) aparece en posiciones medias del INCI.










Como veis, me he querido centrar en el tema cosmético, pero una vez que empiezas a tirar del hilo acabas deshilachando toda la manta, porque este fenómeno del greenwashing ocurre en todo tipo de sectores. Por ejemplo ¿no habéis oído que McDonald's ha sacado a la venta una hamburguesa vegana?

Si alguien es vegano, no es sólo que no coma nada procedente de origen animal, ¡¡es que es una filosofía y modo de vida completos!! Lo es por respeto al medio ambiente, a los animales, defienden la sostenibilidad, reciclaje... ¿De verdad creen que un/a vegan@ va a ir allí a comer?






Os recomiendo fervientemente que visitéis las entradas sobre el greenwashing de Nina Benito, las hermanas de Esturirafi, o las también hermanas de Sientepora (creadoras de Beauty changers). Sólo tenéis que pinchar en sus nombres para ir directamente a sus posts. Dan muchísima información, súper currados, merece la pena leerlos de arriba abajo.





Así que después de todo esto, es normal que se os plantee la duda de "¿qué puedo hacer yo para poder elegir bien?". La respuesta es sencilla: INVESTIGAR. Existen diferentes webs donde poder consultar los ingredientes y obtener mucha información sobre los mismos (Biodizionario, La vérité sur les cométiques, EWG...). Ya os hablé sobre este tema en esta entrada, y tenéis una pestaña en este blog acerca de todas ellas ;)

Y no os desaniméis, porque parece que entonces no existen marcas limpias 100%, pero no es así, son muchas y cada vez hay más, y ésas son las que hay que apoyar. En nuestra mano está el cambio. Os podría citar así rápido casas de maquillaje como RMS, Zao, 100% Pure, Ere Pérez...; y de cosmética como Naobay, Lulu & Boo, Pai, Freshly Cosmetics, y un largo etcétera.

Con esta entrada quiero lanzar un llamamiento a las mentes claras y sensatas que andáis por el mundo, para que os paréis aunque sea un momento a cuestionar todo lo que nos rodea.

Repito que en este mundo no hay mayor arma (para todo) que el conocimiento, así que en este caso, cuanta mayor información tengamos, seremos más juicios@s a la hora de elegir.

Conclusión, ¿cuál es el mejor regalo para estas Navidades? ¡Una lupa! Para andar mirando todas las etiquetas con ella y no nos la cuelen ;)

Espero que os haya resultado útil. ¡Hasta la próxima entrada!


Comentarios

  1. Muy de acuerdo contigo en casi todo, también me ponen mala estas prácticas y ya tenía "fichadas" a todas ellas como bastante caraduras (por cierto TBS ya ha sido vendida). No coincido contigo en algunos puntos porque aún no estoy convencida de que sean tan maléficos algunos ingredientes como por ejemplo los parabenos (que prefiero evitar pero sin ser muy estricta) en cambio soy la pesada de los SLS... 😂
    Ah, te "regalo" otra marca para la lista: Armonía ( me mató de rabia su champú con sls y otros productos "engañosos")
    Ciao guapa, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Ya, con los parabenos hay un poco de todo, la verdad ;) Pero independientemente de su presencia o no, ya ves que hay otros varios ingredientes indeseables que se cuelan en estas marcas, así que seguimos en las mismas jejeje. La marca Armonía ni me sonaba, genial la información! Gracias por leerme, comentar y aportar!! Muacksss.

      Eliminar
  2. Yo he caído (sobre todo en mis inicios) en la trampa. Un ejemplo de ello, es Ecologic Cosmetics 😫 me compré la linea al completo (error) 😅 De Apivita me enteré hace poco que no era natural (así que deje de seguirla al acto). Y otras marcas que ahora no me vienen a la cabeza (y que tengo en la punta de la lengua) también 🙈 Me da muchísima rabia que "nos la metan doblada" 😤 Hay que tener los ojos bien abiertos 👀👀 Me ha gustado la entrada 😘❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa. Como os digo en la entrada, a mí también me han pillado alguna vez... Esa marca de Ecologic Cosmetics no me suena, pero vaya tela con ese nombre, como para no caer! Ya les vale. Me alegra saber que te ha gustado! Un besoteee.

      Eliminar
    2. Probe hace tiempo Ecologic cosmetics y el tonico no estaba mal, pero el jabon tenia una pinta de ser fabricado en una fabrica y llevaba sulfatos. Tienen productos buenos, pero son pocos.

      Eliminar
    3. Hola, Olga! Mira, otro caso de marca engañosa... No la conocía, pero gracias a ti y a BienBio ya la tengo fichada, muchas gracias por compartir! Muacksss.

      Eliminar
  3. Hola guapa! Me ha encantado esta entrada :), y al igual que a tí, también me enfada estas cosas, que nos tomen por tontas... Siempre veo anuncios de Garnier, sin parabenos, etc..., a saber que otros ingredientes feos tendrán peores que los parabenos... Y, bueno..., en mis inicios, como Eli, yo tambien caí :D jajaja. Pero, ahora, como bien dices, siempre miro el inci de cada producto o lo busco..., sino, lo descarto :) Asi que, genial entrada :), sobre todo, para avisar a muchas que se inician o quieren empezar con este mundillo, de cuidarse con mejores ingredientes, que lo tengan en cuenta :D Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola perlica! Efectivamente, ya ves que a tod@s nos han pillado más de una vez, qué rabia... Por eso he querido aportar un granito de arena para evitar caer en la trampa jeje. Ya sabes que desde hace un tiempo siempre analizo el INCI completo de cada producto que reseño en el blog, y desde luego que lo seguiré haciendo ;) Muchas gracias por pasarte y comentar! Muacksss.

      Eliminar
  4. Bueno, creo que el pelo nos lo han tomado a tod@s en algún momento, pero lo que tú dices, no hay arma más poderosa que el conocimiento....así que a seguir concienciando y ayudado.🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Sí señora, tod@s hemos caído alguna vez, yo la primera ;) Por eso he querido aportar algo con esta entrada, para evitar en la medida de lo posible caer en la trampa... Gracias por pasarte y comentar!! Muacksss.

      Eliminar
  5. Es vergonzoso ver el descaro con el que muchas marcas se publicitan como bio o natural y luego nada de nada.
    Hace unos días estaba haciendo la compra y quería comprar algo de crema de chocolate o de almendras bio y cuando se me ocurrió mirar el etiquetado me encontré con aceite de palma entre los ingredientes, cuando no es necesario para hacer la crema. Conclusión: ni de lo bio te puedes fiar. Igual me ha pasado con la pasta e incluso con las leches y yogures vegetales.
    Me colaron más de una en mis comienzos pero es que a día de hoy también me pasa, sin ir más lejos con un lavavajillas: en el envase pone claramente ecológico y de ecológico no tiene nada :-( engaño en toda regla.
    ¿Sabes qué es lo malo? lo malo es cuando veo o leo comentarios de gente que dice que un producto les parece estupendo porque la marca le da confianza. ¿confianza?, ¿confianza de que? ni que estuvieras en la junta directiva o al mando del laboratorio para valorar la calidad de los ingredientes. Lee los ingredientes y luego decides si confías o no.
    Te cuento algo, ahora estoy haciendo un curso sobre marketing y publicidad. Es curioso todo lo que estoy aprendiendo pero ahora veo los anuncios con otros ojos. Mi profesora me explicaba hace dos días, que las marcas ya no venden productos, venden valores. Si te fijas, marcas como El Pozo o Coca-Cola venden unidad, familia, buenos momentos, estar todos juntos y disfrutar de la buena compañía. Su producto está en las imágenes pero no dicen compra mi jamón o bebe mi refresco, lo que venden son valores. También Colacao hace lo mismo, vende la imagen de niños sanos, deportistas, vende esfuerzo y superación pero no dice nada de la calidad de su producto. Lo dicho, se cala en el consumidor vendiendo valores, no productos y funcionar está comprobado que funciona. Las marcas que comentas también venden su compromiso con el comercio justo, con el medio ambiente, con las personas y en el camino se les olvida mencionar que de natural tienen poco más que el eslogan de su publicidad.
    Y por cierto, ya que hablamos de lavados de cara ¿ves normal que las empresas cosméticas tradicionales se aprovechen del cáncer de mama para vender más productos cosméticos? No se publicitan como naturales (solo faltaría) pero te dicen claramente en sus anuncios que con la compra de sus productos contribuyes a donar para la investigación del cáncer... ¿no se te revuelve algo dentro escuchando semejante barbaridad? ¿qué tal si en lugar de colaborar con la investigación del cáncer, hacen productos sin tóxicos perjudiciales para la salud? ... mucha tela que cortar y lo dejo ya porque me mosqueo un montón y no quiero.
    Una entrada más que necesaria, un besazo muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu comentario! Tienes toda la razón con lo de la publicidad... cómo nos engañan para que sin querer nuestro cerebro relacione tal producto con una vida sana o similar... Uff, y con lo del cáncer de mama me has leído el pensamiento... Por un lado estoy de acuerdo con reunir más fondos para investigar más y más sobre esta lacra, pero ¿a base de comprar productos que tienen ingredientes potencialmente cancerígenos? Qué sinsentido!! Totalmente de acuerdo contigo. Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  6. Me ha encantado la entrada. Se lo que es querer comprar productos libre de tóxicos y no saber por donde empezar. Yo me dije.. bueno mientras voy aprendiendo pues al menos si tiene alguno de los sellos eco siempre será mejor que ninguno... pero me gustaría poder aprender más a leer el INCI. Entradas como esta ayudan mucho. Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegra mucho saber que te ha gustado. Lo mismo que cuentas fue lo que pensé yo al comenzar, y poco a poco vas conociendo más y más sobre los ingredientes y vamos eligiendo mejor, verdad? Gracias por pasarte y comentar. Muacksss.

      Eliminar
  7. Sobre sulfatos, parabenos y pegs estoy de acuerdo, pero como comenta Nuria en Instagram (hace cosmetica artesana) hay muchos ingredientes sinteticos (los llamamos quimicos) que no son malos, nos estamos mal usando la palabra "quimicos", y los hay buenos y malos. Hace tiempo uso champus organicos sin sulfatos ni siliconas y se nota mucho la diferencia. Y tambien hay mucha gente que no lee ni mira el inci, se fian totalmente de los anuncios y comentarios de amigos y cuando les comentas que este producto es malisimo se enfadan. Hay mucho camino todavia, y las etiquetas "naturales" es como la moda, si hay demanda ellos encantados a vender, parece ya un maraton de las marcas, estan dispuestas a todo para vender. Y si nos fijamos muchas desaparecen en menos de 3 años, alguna no aguanta ni2. Engaños por todas partes, y estan aprovechando que la gente no sabe distinguir las palabras "natural, bio, organico, etc" y nunca miran el inci. Yo a veces caigo con cosmeticos y mas con el maquillaje, porque la palabra "natural o bio" la asocian con "me voy a forrar" y ponen los precios desorbitados. Una crema natural buena puede costar unos 10-15€ perfectamente, el tema de los precios es tambien muy actual, los inflan muchisimo. Y nos engañan tambien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa. Coincido en lo que dices sobre los ingredientes "químicos", no son malos de por sí, los hay buenos y los hay nocivos, al igual que los naturales (la cicuta es un potente veneno y procede de una planta). No por decir químico tiene que ser algo malo, ni por ser natural tiene que ser bueno. Y me siento identificada con esa situación cuando intentas explicarle a alguien que nunca mira los INCI que ese producto que le gusta o que se va a comprar no es más que pura porquería y se enfadan, así que yo intento ser lo más delicada y educada posible jejeje. Por eso he querido subir esta entrada, para por lo menos despertar la curiosidad de la gente y para que empiecen a cuestionarse todo. Gracias por pasarte y comentar!! Un besoteee.

      Eliminar
  8. Ole ole y ole, me quito el sombrero, me ha encantado tu entrada. A mí me la metieron doblada con Korres y Apivita, y yo pensando que llevaba usando casi 5 años cosmética natural y sólo llevo año y medio. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa. Me alegro mucho de que te haya gustado!! A mí me parecía muy interesante compartir la información, porque nos toman el pelo muy fácilmente ;) Ainsss, a mí también me pasó con Apivita jejeje. Pero de todo se aprende, no crees? Una y no más. Gracias por pasarte y comentar ;)

      Eliminar
  9. Muy buen post y muy buen repaso has hecho! En alguna ocasión me han preguntado sobre alguna de esas marcas y cuando les he dicho que no son del todo naturales incluso se ofenden...
    En mi caso, como hice el cambio de golpe y por tema de alergias tuve que mirar los INCIs desde el principio, no he tenido confusiones y las marcas que he comprado han sido siempre naturales de verdad pero aún así, hay marcas naturales que en algunos de sus productos incluyen un ingrediente que no es del todo fiable, es en esos casos en los únicos que me he llevado un chasco.
    Yo siempre voy con mi lupa en el bolsillo y lo que más confianza me da es comprar productos certificados y de marcas de las que ya conozco bien su filosofía. Pero en cuanto me animo a probar marca nueva, la investigo a fondo antes de comprar nada.
    Un besito guapa y gracias por el post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa. Me alegro de que te haya gustado! ;) Qué bien hiciste en mirar con lupa todo desde el principio... Es que no suponemos que nos puedan engañar así de fácil, verdad? Pues toma, sí que es posible... Muchas gracias a ti por pasarte y comentar! Muacksss.

      Eliminar
  10. Ole ole y ole! Me encanta esta Angela cañera 😎😝 El post de Nina fue para mí una bofetada de realidad hace años y estoy segura de que este lo va a ser para muchas personas que acaben en tu blog. Gracias por tomarte la molestia de hacerlo! Lo del Macdonalds es de traca, no lo sabía y no doy credito, tengo que tener un día especialmente lúcido para expresar lo que siento 😂 Ya te comenté que aquí falta Loreal Botanicals. Y seguro q muchas más pq ahora todas se quieren subir al carro. Excelente y redonda entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa. Me alegro de que te haya gustado! Ainsss, es que cuando se me hincha la vena... Sentía la necesidad de escribir esta entrada. Y muchas gracias por el aporte de esa marca engañosa! Muy fuerte lo de McDonald's eh?? Ver para creer. Mil gracias por pasarte y comentar!! Muacksss.

      Eliminar
  11. Por fin he podido leer tu entrada tranquilamente y he de felicitarte por este gran trabajo. Yo llevo poco tiempo y de vez en cuando sigo cayendo en la trampa y también fui fiel cliente de Yves Rocher pensando que era de lo mejor que había en el mercado. Menos mal que he dado con blogs como el tuyo y de otras bioamigas que me han ido abriendo lo ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Muchas gracias por pasarte y comentar ;) Me hace ilusión servir de ayuda, ya que tod@s hemos caído alguna vez, cómo se aprovechan... Como os digo, en nuestra mano está el cambio ;) Un besoteeee.

      Eliminar

Publicar un comentario

Al dejar tu comentario, aceptas que tus datos sean gestionados desde el panel de Blogger y almacenados en los servidores de Google. Puedes leer la Política de Privacidad, presente en todo momento en el pie de página.